En la Guarguera

Años atrás, Cañardo era un pueblo deshabitado de la zona de la Guarguera (Huesca). Podría haber sido perfectamente el escenario de la novela "LLuvia Amarilla", que narra el despoblamiento de buena parte del Pirineo oscense. Sin embargo, en la actualidad, la zona recupera poco a poco su vida a través de nuevas fórmulas de negocio.

 

En este caso concreto, no se trata de construir extensos campos de golf que devastan el paisaje o de sobreexplotar el terreno a través de la especulación urbanística, sino de integrar tecnología y naturaleza. Se producen intervenciones humanas en el paisaje; (construcción de tendido eléctrico, vallados, sistemas de riego, pistas...) pero todo ello se realiza con el mínimo coste ecológico y siempre desde la integración en el mismo.

 

De igual forma, y a pesar de la introducción de la maquinaria en la tierra; los trabajadores de la explotación agraria viven y se relacionan con el terreno de una forma sana. No se entiende el uso desproporcionado de los recursos buscando el máximo capital. Son habitantes de la zona que aman y quieren la tierra.